ESPECIAL AUTOMÓVILES 2018 | Vantage, el deportivo por excelencia de Aston Martin

El totalmente nuevo Vantage es el sucesor de uno de los autos más exitosos e importantes del segmento. Siguiendo el legado de las generaciones anteriores, éste es el auto deportivo de Aston Martin. Tan es así que el nuevo contendiente para las carreras de resistencia de la FIA se trata de este mismo Vantage. Asimismo, éste fue desarrollado a la par del auto de calle.

El Vantage 2019 es un gran ejemplo de la nueva filosofía de diseño, en la cual los autos mantienen cierta identidad de marca, pero no son parecidos entre sí. Este auto está inspirado en un tiburón depredador, con líneas consecuentes que recorren toda su extensión. Asimismo, ha sido moldeado por el viento. El Vantage tiene una serie de elementos aerodinámicos de punta a cola que le permiten desplazarse más fácilmente por el asfalto y pegarlo al piso a altas velocidades. Un ejemplo de esto último es el difusor trasero, el cual es tan estético como funcional y genera una downforce a altas velocidades para aumentar la adherencia del vehículo. Así como esta pieza, el splitter frontal, los side strakes y varios elementos en el piso plano del automóvil tienen una función aerodinámica pasiva cuyo objetivo es mantener el auto sobre la pista.

En cuanto a motorización, el Vantage de Aston Martin cuenta con un V8 Biturbo de 503 bhp y 685 Nm de torque. La configuración de este motor se conoce como Hot V Turbo, en el cual los compresores se encuentran montados en la parte superior del motor para lograr menos turbo lag y aumentar la respuesta del motor. Esta disposición presenta un alto desafío técnico por las altas temperaturas que se generan en el motor, lo cual fue un gran reto para los ingenieros de Aston Martin quienes lograron enfriarlo de forma óptima. También, el motor está montado lo más bajo posible para mejorar el centro de gravedad y detrás del eje para mejor distribución de peso. Aunado a esto, la transmisión ZF está montada en el eje trasero, logrando una distribución casi perfecta de peso de 49.2% adelante y 50.8 % atrás. El diferencial trasero es electrónico, siendo la primera vez que Aston Martin utiliza un componente así. Éste permite mejorar la adherencia del eje trasero al permitir una mejor distribución de la tracción en cada rueda. Lo anterior le da al nuevo Vantage un manejo enérgico, deportivo y refinado.

Este nuevo contendiente es la respuesta de Aston Martin a un mercado en constante evolución. Este automóvil es para aquellos que buscan altas prestaciones deportivas, así como lujo, confort y elegancia. Sin lugar a dudas, el totalmente nuevo Vantage es el auto a elegir.