ESPECIAL AUTOMÓVILES 2018 | Cadillac inspira a las nuevas generaciones con la XT4

Nada extraordinario surge del vacío. Detrás de cada creación fuera de lo común existen influencias únicas que marcan el paso a partir de un solo sentimiento: la inspiración. Ser el punto de referencia para millones de creadores no es tarea fácil: requiere pasión, imaginación, y la búsqueda de lo excepcional. Todas éstas son características de una leyenda; todas éstas son características de Cadillac.

El legado de esta marca no tiene límites, se extiende más allá del camino. Para demostrarlo, bastan las diversas expresiones artísticas que Cadillac ha inspirado a lo largo de los años. Ésta es el alma de su más reciente campaña: Inspired by Cadillac.

No se puede olvidar a quien marcó el camino de todos los íconos que continúan prevaleciendo. Cadillac no sólo es sinónimo de innovación, es pasión, evolución y dedicación. Su estilo, fuerza y sofisticación los ha convertido en más que una marca de vehículos de lujo. Detrás del nombre, existe un espíritu que invita a todos aquellos con algo que decir a compartirlo con el mundo, algo que ninguna otra marca de autos ha logrado hasta ahora.

El alcance de su inspiración se revela al escribir Cadillac en el buscador: te impresionarás con las miles de imágenes, canciones y películas en las que han aparecido. Son alrededor de 16,984 películas, 16,068 piezas de arte y 3,225 canciones inspiradas por sus increíbles vehículos.

Como líderes en exclusividad e innovación, la marca busca siempre hacer las cosas diferentes; de ahí que, en un mundo acostumbrado a seguir lo establecido, sobresalga de manera natural. Se retan constantemente a derrumbar sus propias barreras: ¿de qué otra forma construirían vehículos que redefinen la innovación automotriz? Su última entrega, la totalmente nueva Cadillac XT4, ilustra esta filosofía a la perfección. Más allá de las estilizadas líneas maestras y siluetas esculpidas que acentúan sus proporciones, enalteciendo su presencia y la de su conductor, podemos encontrar tecnología de punta en cada uno de sus diferentes vehículos, mostrando una vez más que Cadillac es el mejor resultado entre innovación y una experiencia nueva de manejo.

Contrastes como éstos, que se complementan de manera orgánica, son parte de los elementos que despiertan la creatividad de todos aquellos que se ven expuestos, directa o indirectamente, a un Cadillac. A pesar del paso del tiempo, la cultura pop abraza y se integra en cada vehículo porque su mensaje es completamente atemporal. No se diseñan para aquí y ahora; cada vehículo está cuidadosamente perfilado con base en los aprendizajes del pasado, así como planes y visión para el futuro, un futuro que exhala un abanico de oportunidades para la marca y el mundo.

El arte es un lenguaje universal, y al igual que la marca, es capaz de hacer sentir a cualquiera, independientemente de su raza, género, edad, o nacionalidad: es inevitable que uno desemboque en el otro y viceversa. Porque no cabe duda de que cada una de las creaciones de Cadillac es una obra maestra.

Cadillac nunca se cansa de continuar innovando. Con la nueva XT4, la esencia de la marca continua y seguirá siendo una fuente de inspiración para las nuevas generaciones en el cine, el arte, la música y en infinidad de expresiones artísticas.